domingo, 6 de noviembre de 2016

Hemos Leído/ Maribel Tena García/ Como suceden los árboles/ La Penúltima Ed, 2016

ORNITOLOGÍA PARA VIVIR

No pronuncies sus nombres.

No digas si eran tucanes acaso
Abriendo la cicatriz de oro de la mañana
en la bahía de Kantiang;

si era o no un gorrión
el minúsculo animal herido
que cogí del suelo en la avenida de Canalejas
y murió latiendo entre mis manos;

quizá eran palomas torcaces
lo que me despertaba en Lisboa,
tampoco quiero saberlo.

Prefiero desconocer cómo se llaman
los pájaros que ahora mismo
-mientras escribo este poema-
rompen el cielo
de la primavera que anuncian.

Tantas veces
lo que está en el aire,
lo que ha empezado a amasarse sin remedio,

deja de pertenecernos si se nombra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

...

...

...

...